Suscripción

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Entregado porFeedBurner


Periódico Educativo fundado por Docentes 2.0 ® el 15 de Junio de 2018

MEDIANDO LA TECNOLOGÍA Y EL PROCESO DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE

El momento importante entre la tecnología y la educación es verla como una amiga o compañera, en el proceso de enseñanza-aprendizaje, avances significativos y procesos rebasan la idea principal de ser docente y ser aprendiente. Se crean rutas de aprendizaje apropiadas en los diversos ámbitos o ramas, uno de ellos es la evaluación donde se refuerzan conocimientos, habilidades, actitudes y destrezas de cada una de las partes. 

Pero ¿Evaluar qué?, se entiende por evaluación la construcción del conjunto de valores internalizados por docentes, alumnos, directores, supervisores padres y representantes de entes empleadores, acerca de la forma de concebir y practicar la evaluación en un determinado proceso educativo. (Duque, 1992, p. 170) 

Se determina qué tan factible o no, son los procesos bajo los cuales nos normamos y hacemos la permanencia positiva del alumno en el contexto educativo. Como ya se sabe, la evaluación la podemos dividir en tres momentos: inicial, formativa y sumativa. De los que a continuación, dameros unas pautas sobre el que hacer de cada uno de los momentos. 

En el primer momento, es conocer que tanto saben los alumnos sobre el manejo de las tecnologías, el uso, si hay o no un apego con ellas para ellos y aun más, con el resultado es indispensable para modificar o transformar el quehacer educativo. 

Tomando en cuenta que las necesidades serán diversas y que solo es un indicador, no un resultado fijo del que nos tengamos que adueñar, da pie a seleccionar las habilidades ya poseídas así como el que y como de las necesidades de los alumnos; un ejemplo de ello es crear ciertos simuladores en páginas como Gnowledge, requiere de un breve cuestionario con información básica (nombre, correo, contraseña, fecha de nacimiento) para poder hacer un cuenta y dirigirse a hacer un examen, ejercicio o tarea; en la misma página se encuentra un manual para antes de realizar la actividad, al final se visualiza una plataforma donde el resultado y número de visitas hacia esa actividad se verá reflejado en un flujo y así tener un seguimiento de los resultados que se van obteniendo. (Página: http://www.gnowledge.com/

El segundo momento se identifica como formativo, proceso constante en el que se verifica los avances que tienen los alumnos para ir fortaleciendo aquellas debilidades, donde se pretende asegurar la calidad del alumno para que pueda disfrutar del enfoque tecnológico y generar cierta capacidad en que quehacer futuro. 

Entendiendo que la tecnología no solo es un rato, no un momento sino un proceso diario que nos acompaña y aborda con el que tenemos que convivir y estar preparados tomando consciencia que es para el futuro y que podemos hacer muchas cosas con ella. 

El último momento es la verificación final del proceso situado en el aula o entorno educativo, se observan modificaciones y fortalezas que se tomaron en un principio, de igual forma para hacer más ameno el contexto lo ideal es buscar páginas, blogs o todas aquellas herramientas de aprendizaje digitales, que fortalezcan los aprendizajes ya aprendidos para en ocasiones futuras saber cómo responder a las necesidades propias de la tecnología.

Autor: Lilia Daril Molina Gatica 

Profesion: Licenciada en Ciencias de la Educación 
Facebook: Lilia Molina

0 comments:

Publicar un comentario